Iluminación con estilo

La iluminación resulta el punto focal de toda decoración. Además de resaltar los espacios aportan personalidad al lugar. Las lámparas son elementos funcionales que complementan la decoración de manera eficaz aportando estilo. Resulta entonces importante la ubicación para lograr el objetivo.

 

Por tanto dependerá del lugar donde se pretenda colocar obtener el realce ambiental deseado. Elija la forma y el tamaño adecuados. Sea la entrada, la sala, el comedor, la cocina, el baño, el cuarto de estudio, las habitaciones o el sótano, analice bien para garantizar su funcionalidad y encanto sobre el espacio.

 

Entre formas y colores.

Una vez ubicado el espacio y lugar dentro de la casa, es momento de elegir la que mejor se adapte a la decoración existente. Hay numerosos estilos de lámpara, entre ellos, cuadrados, redondos, ovalados, circulares, cilíndricos, con formas; de aspecto plano, voluminosos, flexibles. Asimismo, hay lámparas de pie, de pared, de mesa, de techo o colgantes, elaboradas en vidrio, cristal, material reciclado, de fibras naturales, entre otros.

 

En los colores también encontramos variedad. Azul, rojo, naranja, amarillo, blanco, negro, rosado; con un aspecto mate o platinado. Se encuentran estampadas o de forma lineal y ondulada. Los soportes y focos de http://elvelonlucentino.com  son detalles importantes de la lámpara que pueden marcar la diferencia.

 

Una o varias para cada espacio

Cuando se trata de ubicar la mejor lámpara, se debe seleccionar cuidadosamente la forma que mejor se adapte al espacio. Hay que garantizar armonía con el resto de la decoración. Considere igualmente la funcionalidad que se quiere dar. Por ejemplo, si es para en un espacio cerrado debe ser una pieza con un gran foco de iluminación que otorga calidez al lugar; si por el contrario se trata de una habitación que cuenta con luz natural suficiente, es preciso elegir una de tamaño pequeño que sea favorable durante la noche.

Deja un comentario